Tipos de Ensayo

A continuación puedes descargar un ejemplo de ensayo, está dividido por partes para que puedes utilizarlo de modelo para crear tus propios ensayos.





 


A continuación vamos a describir todos los tipos de ensayo que te puedes encontrar, para que puedas diferenciarlos y analizarlos de forma correcta.

Podemos definir el ensayo como una composición escrita en prosa, de extensión breve, en la que el autor plasma sus ideas y su punto de vista particular acerca de un tema que él ha elegido libremente.

tipos de ensayo

No hay ninguna norma que dictamine la forma específica en la que un ensayo deba ser escrito; depende del objetivo que busque el autor con el escrito, del tema que va a desarrollar, de la información de la que disponga y de la extensión y profundidad del propio ensayo, entre otros factores. De esta manera, el ensayista tiene total libertad para realizar una obra en la que puede exponer no únicamente aquello que sabe, sino también todo lo que siente y opina acerca de un determinado tema.

A pesar de que los ensayos tengan muchas características, estas son algunas de las principales, las cuales vale tener en cuenta para formarse una idea clara de lo que es y representa este género literario.

  • Estructura libre: El ensayo puede ir desde lo descriptivo hasta la interpretación de un determinado asunto.
  • Forma sintética y libre: Lo cierto es que este rasgo característico de los ensayos puede variar; depende fundamentalmente del autor y del tema a tratar.
  • Reflexión: El ensayo puede partir de la reflexión de otros y debe convencer al lector con los argumentos que el ensayista expone.
  • Carácter discursivo: Las ideas expuestas en la obra se presentan de manera organizada para dar lugar a un hilo narrativo lógico.

Clasificar los ensayos es una tarea compleja. Debido a que este género literario se caracteriza porque el autor tiene una libertad absoluta para expresar sus ideas y opiniones, las formas y los temas que pueden abarcar los ensayos son muy diversos. Vamos a tratar de explicar los diferentes tipos de ensayos que podemos encontrar en función de diferentes clasificaciones.

tipos de ensayo

Tipos de ensayo según su temática

Esta clasificación es inabarcable ya que, como hemos comentado anteriormente, el autor tiene una libertad total para seleccionar el tema del que va a tratar el ensayo. No obstante, vamos a presentar algunas de las temáticas más comunes y que se dan con mayor frecuencia.

  • Ensayo científico: En este tipo de ensayos el autor plantea una hipótesis en la introducción. Partiendo de esta hipótesis, el desarrollo del ensayo se centra en demostrar con pruebas objetivas su veracidad. Es muy habitual que el ensayo científico sea utilizado por profesionales de la ciencia para exponer los resultados de investigaciones y proyectos muy extensos en revistas y publicaciones de divulgación. Ejemplos:
    • Las consecuencias del cambio climático
    • El ruido excesivo en las ciudades
    • El uso de agrotóxicos en los campos
  • Ensayo literario: En el ensayo literario el autor plantea una determinada temática en torno a obra literaria (Por ejemplo, si la obra literaria en cuestión es “Tribus del mundo”, el ensayista puede decidir centrar su ensayo en un tema concreto de la misma, pongamos “Tradiciones de matrimonio en los Masai”). Partiendo de esta base, en el cuerpo o desarrollo del ensayo literario el autor expone su punto de vista personal en torno al tema elegido.
    • La revolución de los libros electrónicos
    • El efecto de la globalización en la expansión de la literatura
    • Efecto de la literatura en la sociedad en el Siglo XX
  • Ensayo social: Este tipo de ensayo se apoya en las ramas del conocimiento relacionadas, especialmente con la antropología, sociología, historia y filosofía. Su punto de partida en la mayoría de ocasiones son las circunstancias y/o conflictos que rodean ciertas comunidades o sociedades; el objetivo del ensayo social es hallar soluciones a mediano y largo plazo ante ciertas circunstancias y/o conflictos. Ejemplos:
    • El derecho a la privacidad en la era globalizada
    • La violencia en los videojuegos
    • El problema de la inmigración y migración
  • Ensayo político: El ensayo político sea quizá uno de los más extendidos a día de hoy. Debido al lugar que en los últimos dos Siglos han ocupado los medios de comunicación y su estrecha relación con la política, cabe destacar que son muchos los que pululan de ensayos y comentarios políticos. Es más, muchos de los denominados artículos de opinión que podemos encontrar en cualquier tipo de periódico guardan una gran semejanza con este tipo de ensayos.
    • Importancia de la educación en el hogar
    • El papel del Estado en la Educación Superior
    • Paraísos fiscales y su influencia en la política global

 

Tipos de ensayo según su finalidad

En primer lugar vamos a clasificar los tipos de ensayo en función de su finalidad, del objetivo para el cual son redactados.

  • Ensayo crítico. Tal y como su propio nombre indica, el objetivo prioritario de este tipo de ensayos es realizar una crítica, la cual puede ser de temas muy diversos: desde obras de arte hasta videojuegos, pasando por libros, películas y espectáculos. Estas obras tienen una gran similitud con las reseñas críticas que podemos encontrar en periódicos o revistas; la diferencia está en que los ensayos tienen una extensión mayor.
  • Ensayo de interpretación. En este tipo de ensayos el punto de partida es un texto, una obra de arte o cualquier tipo de hecho que llame la atención del autor. A diferencia del ensayo crítico, en el ensayo de interpretación el autor no defiende una opinión personal, sino que propone al lector una nueva mirada sobre hecho que le ha llamado su atención. Este tipo de ensayos requieren un profundo conocimiento sobre el tema.
  • Ensayo analítico: Es el tipo de ensayo que se centra en analizar otro texto, obra de arte o cualquier otro hecho. Así como en el ensayo de interpretación el autor aportaba un punto de vista diferente de manera subjetiva, el ensayo analítico requiere de una gran dosis de objetividad. Es algo muy similar a un comentario detallado sobre el hecho analizado. En el ensayo interpretativo el ensayista omite completamente cualquier tipo de opinión o reflexión personal; se limita a redactar objetivamente todo lo que rodea al hecho en cuestión.
  • Ensayo propositivo: Este tipo de ensayo tiene como objetivo exponer y explicar una nueva idea o concepto. Permite que el autor incorpore a la obra interpretaciones y opiniones personales de todo aquello relacionado con la idea o concepto. En la gran mayoría de los casos el ensayo propositivo es el punto de partida para textos y proyectos de investigación de mucha mayor complejidad.

 

Tipos de ensayo según su forma o estructura

Según esta clasificación, tomamos en cuenta la forma en la que está redactada la obra, independientemente de su temática.

  • Ensayo libre. Quizá esta sea la manera más tradicional del ensayo. Es una obra en la que el autor se limita a expresar su punto de vista acerca de un tema sin seguir para ello un orden o una estructura determinada, lo cual no implica que sea un texto desordenado. Incluso este tipo de ensayo debe guardar las normas más básicas de coherencia entre las ideas de manera que el lector pueda seguir sin ningún tipo de dificultad el hilo del texto. No obstante, en algunas ocasiones nos podemos encontrar con ensayos libres en los que parece que el autor simplemente divaga, le da vueltas a un asunto, sin llegar nunca a una idea concluyente.
  • Ensayo académico. Este tipo de ensayos tienen una estructura bien definida, la cual ha sido limitada por las propias instituciones académicas con el objetivo de garantizar la claridad y el orden del texto. La estructura consiste en: Título, introducción, cuerpo o desarrollo, conclusión y bibliografía. Este tipo de ensayos los encontramos en ámbitos académicos tales como la Universidad.

 

Criterios importantes para todos los tipos de ensayo

  • Coherencia: El autor debe todas las ideas del autor de una manera lógica y ordenada.
  • Consistencia: Evitar la contradicción de las ideas en relación al mismo objeto, a no ser que se establezcan las excepciones
  • Claridad: Es fundamental que el autor se haga entender y que el lector pueda seguir con facilidad el ensayo.
  • Concisión: Teniendo en cuenta que el ensayo tiene una extensión generalmente breve, el ensayista debe decir lo justo y no entrar en ningún tipo de redundancias.
  • Profundidad: Hay que desarrollar el tema de manera organizada y no dar nunca nada por sobreentendido. En caso de que fuese necesario en temas complejos, merece la pena definir los términos más relevantes.
  • Pertinencia: El contenido debe de tener relación con el tema planteado.
  • Argumentación: El autor debe persuadir al lector con el ensayo.
  • Elegancia: A pesar de que la estructura y la temática sean libres, la obra debe de estar correctamente escrita y presentada, siempre acorde al tema tratado.

 

Páginas relacionadas de interés:

Facebooktwittergoogle_plusmail

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *